01 junio 2005

1. ¿Por qué debería no haber enseñanza de la religión en la escuela?. ¿No es suficiente con la catequesis?

La Conferencia Episcopal Española (CEE) defiende que la formación del alumno debe desarrollar todas sus capacidades, entre ellas la dimensión religiosa y moral.

En la LOGSE es considerada fundamental la educación en valores de los alumnos, estando obligados los profesores a enseñarlos desde todas las áreas, incluyendo el respeto a los derechos humanos, al medio ambiente y a los valores democráticos, así como a las costumbres y creencias de otros seres humanos y otras culturas. Si quisiéramos, de todas formas, una asignatura específica de educación en valores para todos los alumnos, independientemente de su religión y costumbres, lo más adecuado sería una asignatura de ética laica.

La ética no es patrimonio absoluto de la religión[1], aunque a veces se asuma que la una no pueda existir sin la otra —No es necesario aquí poner ejemplo de comportamientos éticos de los no-religiosos y de comportamientos poco éticos de personas fuertemente religiosas—. Así, la ética laica es una ética razonable cuyo marco de referencia está perfectamente representado por la declaración de derechos humanos[2].

En cuanto a la dimensión religiosa del ser humano, no es aquí mi propósito obviar su importancia[3]. Desde el momento que existen seres humanos que tienen diferentes vivencias personales al respecto y si consideráramos que es suficientemente importante para la formación integral del alumno, deberíamos impartir una visión no vinculada a ninguna opción particular y debería considerase el fenómeno religioso de una forma más general y científica, término este último que utiliza la propia CEE. Sin embargo, algunas personas pensamos que existen igualmente otras disciplinas como la economía, la astronomía o la psicología (por nombrar algunas de ellas) igualmente importantes para la formación de los alumnos que, o no están específicamente representadas en la formación del alumnos o están como optativas que no compiten directamente con la asignatura de religión[4], lo que sí está vulnerando el derecho de los alumnos y padres a que sus hijos reciban la formación que ellos consideren más adecuada y que por supuesto respetaría el art. 27.3 de la Constitución española, como reclama la propia CEE, si la asignatura de Religión Católica se ofertara en igualdad de condiciones con estas otras optativas.

La existencia de la Religión Católica en las aulas se debe a una herencia del pasado y a las motivaciones de una institución (la ICAR) que, sin pararnos a juzgar si bien o mal intencionadas, pretenden inculcar prioritariamente una serie de dogmas propios de la fe católica, aunque también tengamos que reconocer que muchos profesores de religión sean lo suficientemente profesionales para contribuir prioritariamente a la formación integral de los alumnos.



[1] Cualquier persona creyente o no creyente se comportan con una base moral con probable origen evolutivo, puesto que se ha observado en animales —¡incluso en ratas!— ciertos comportamientos que podríamos calificar de morales por cualquier estándar humano (ver por ejemplo http://scienceweek.com/2003/sw030425.htm). Véase también http://www.colorado.edu/philosophy/vstenger/Godless/Values.htm

[2] Curiosamente el Estado Vaticano nunca ha sido un estado ejemplo en la ratificación de los protocolos de Naciones Unidas en relación con los derechos humanos. Ver http://www.exodo.org/textos/1.htm

[3]De hecho Neurocientíficos han localizado un área del lóbulo temporal donde se producen intensos sentimientos religiosos (incluida la visión de Cristo o Dios) tras estimulación eléctrica ¡incluso en personas no creyentes!. Persinger, Michael and Faye Healey. 2002. "Experimental Facilitation of the Sensed Presence: Possible Intercalation Between the Hemispheres Induced by Complex Magnetic Fields." J Nerv Ment Dis, 190:8, pp. 533-541. Ver también. Brain storm. BY ANJANA AHUJA. Neurotheology is the belief that religion is all in the mind.

[4] Un alumno de la ESO elige por un lado entre las clases de religión y su alternativa y por otro todas las demás optativas, por lo que pese a los mucho que se diga, la religión compite deslealmente con el resto de optativas. Lo más lógico sería que el alumno pudiese elegir las optativas que quiera estudiar entre todas las ofertadas por el Centro, matando todos los pájaros de un tiro: desparecería la tan denostada alternativa y cualquier estudiante que lo deseara tendría la libertad de elección de la Religión.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

ok, empecemos por quitar la religión de las escuelas por para eso está la catequesis y después quitamos la educación física porque para eso están los gimnasisos, la música porque ya están los conservatorios...

1:10 a. m.  
Blogger Pedro J. Hernández said...

Tienes razón, pero porque tú has decidido generalizar. Estamos todo el tiempo hablando de religión confensional. Es precisamente la misma diferencia entre impartir eduación física o hacer del culto al cuerpo de gimnasio una materia optativa con privilegios o en vez de impartir música tener una optativa con privilegios de música sacra.

8:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home