10 agosto 2005

7. ¿Cuáles son los derechos y leyes que justifican la presencia de la enseñanza de la religión en la escuela?

Los acuerdos firmados entre el Estado Español y la Santa Sede explican la presencia de la religión católica en la escuela pública, pero no la justifican necesariamente.

Está muy bien apelar al derecho fundamental de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo a sus propias convicciones, pero hay varias cuestiones que obvia la CEE y que paso a enumerar

  1. Es el Estado quien tiene la obligación y la potestad de organizar el sistema educativo de la manera que considere más conveniente para sus ciudadanos. Me gustaría recordarle a la CEE que un Estado Democrático cuenta en principio con los mecanismos que garantizan que esta organización estará sometida al máximo consenso posible y que el debate en torno a la asignatura de religión parte precisamente del hecho de que la sociedad española actual no hay un consenso claro.
  2. En una sociedad con tendencia clara a la multiculturalidad, atender a todas las opciones es inviable desde el punto de vista organizativo.
  3. Existen áreas de conocimiento mucho más instrumentales en la sociedad actual que el estado también debería garantizar como son las nuevas tecnologías, las lenguas extranjeras, la educación para el consumo, la educación vial, etc. Y no hay tiempo material para todas esas áreas.
  4. En último caso siempre está garantizado el derecho de recibir formación religiosa en las iglesias y catequesis. Es más, parece ser que en religiones como el cristianismo es obligación moral de los fieles enseñar el mensaje de los evangelios y en ningún momento se menciona en la Biblia que sea la autoridad pública la encargada de enseñar dicho mensaje.
  5. El Estado es el último responsable en velar por el respeto al derecho de los menores, aún por encima de los padres si estos cometiesen algún tipo de negligencia que coartara sus derechos constitucionales.